Ir directamente al contenido de esta página

IX Concurso de Relatos Bluetales:
Historias de terror

No quería abrir los ojos, no quería mirar hacia la puerta, no quería pensar que ahí hubiese alguien, que ahí hubiera una sombra recortándose contra el pasillo.

La puertaGanador

Sara, acurrucada en un extremo del sofá, escucha a Juan, que está sentado en la otra punta con los codos sobre las rodillas y las manos entrelazadas. La anaranjada luz de una lámpara de mesa rompe levemente la penumbra del salón. Hace frío, es invierno. —Lo que te voy a contar me pasó poco después […]

Seguir leyendo ›

El campoFinalista

I. La salida Pienso: «Ya amanece». Los primeros y tenues rayos de sol se proyectan y anuncian el alba. Mi mente ya está alerta, consciente de lo que ocurre aunque con los ojos cerrados, el oído siempre atento a cualquier mínima variación en la quietud de la incipiente mañana. Simulo como un perro que no […]

Seguir leyendo ›

Impoteo infernarum

La sala de lectura hacía horas que había quedado desierta. La luz de una lamparilla y las ascuas de la gran chimenea de mármol negro eran mi única defensa contra la oscuridad absoluta. Aquella noche gélida de diciembre me encontraba solo en el edificio. Estudiantes y profesores disfrutaban del descanso navideño y yo tenía la […]

Seguir leyendo ›

La vida muere, deja que ellos acudan a ti

La noche es demasiado fría incluso para esta época del año. Parte de la ciudad está a oscuras por culpa de un apagón. El viaje en el taxi es lento. Un manto negro cae sobre nosotros sólo cortado por el paso de las luces de los coches. Algo flota en el ambiente. Está claro que […]

Seguir leyendo ›

Viejos propósitos para Año Nuevo

Se despierta con un escalofrío en el cuerpo. Ha dormido destapada, con la ventana abierta dejando entrar el fuerte viento de octubre. Es temprano y se sienta en el borde del colchón mientras se frota los ojos con los nudillos. Aún temblando, se dirige descalza a toda prisa al despacho contiguo. Corre las cortinas, sube […]

Seguir leyendo ›

No apagues la luzFuera de concurso

No, no apagues la luz. No, no tengo miedo a la oscuridad, pero sí a lo que pueda ver cuando luego la encienda. ¿Desde cuándo? Desde que tenía cinco años, hace mucho tiempo ya. El pueblo en el que me crié era muy pequeño, perdido en medio de la Mancha, donde no había mucho salvo […]

Seguir leyendo ›